Mermelada sin azúcar

Ahora que se va acercando peligrosamente el verano, no está de más cuidarse un poquito que luego ya sabemos que nos pilla el toro con el bikini en la mano.
 
Una mermelada sin azúcar añadida es posible. Usa  preferiblemente fruta de temporada. Solo hay que añadir agar agar o gelatina y un edulcorante en lugar de azúcar. Verás que sano.
 
Las combinaciones son infinitas: pera y canela, manzana y jenjibre, mora y semillas de chía,  higo y nueces , tomate, mango, cerezas y un largo etcétera. 
 
La diferencia con la mermelada normal es que dura menos tiempo pues el azúcar es un gran conservante. Así que haz cantidades más pequeñas y/o guarda el tarro en la nevera.
 
Se recomienda esterilizar el tarro de cristal antes de utilizarlo. Lo puedes hervir o ponerlo al vapor unos 5 minutos. Lo ideal es que esté bien seco antes de llenarlo de mermelada.
 
 
 
 
 

Ingredientes:

    • 500 gr de fresas o cualquier otra fruta para mermelada
    • El zumo de medio limón
    • 2 hojas de gelatina neutra unos 4 gr o 1-2 gr de agar agar
    • Stevia líquida u otro edulcorante al gusto

Preparación:

 
1. Limpia la fruta y córtala un poco si es muy grande. Introducela en el vaso junto con el zumo de limón y programa 6 minutos, 90ºC, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

2. Mientras pon 2 hojas de gelatina a hidratar en agua fría. Cuando la fruta termine de cocinarse vierte las hojas de gelatina y la stevia en cantidad al gusto y mezcla 20 segundos en velocidad 2. Pasa a un tarro esterilizado y cuando enfríe conserva en la nevera.