Espinacas a la crema

Esta es una buena forma de tomar espinacas, que suele ser una verdura que gusta poco a los niños y no tan niños. Al llevar la crema y el ajito se matiza mucho su sabor y textura y no hay que recurrir a Popeye para que se las coman. Además al añadirle un huevo podemos hacer un plato único para cenar, por ejemplo.

Las espinacas están llenas de vitaminas, fibras y minerales y además  aportan pocas calorías y no contienen grasas.

 

espinacas a la crema

 

Ingredientes para 6 personas

500 g espinacas congeladas  (descongeladas)
1 – 2 diente de ajo
50 g aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita sal
50 g harina
500 g leche
30 g mantequilla
1 pellizco nuez moscada
1 pellizco pimienta
6 huevos
50 g queso rallado para gratinar

 

  1. Descongela las espinacas, escúrrelas bien y sécalas con papel de cocina.
  2. Mete los ajos en el vaso y programa 5 segundos, velocidad 7. Con la espátula, baja los restos de ajo de la tapa y del interior del vaso hacia las cuchillas.
  3. Añade el aceite y programa 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2.
  4. Incorpora las espinacas y la sal. Programa minutos, temperatura Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.
  5. Precalienta el horno a 200º
  6. Añade la harina y rehoga durante 1 minuto, 100º, velocidad 2.
  7. Pon la leche, la mantequilla, la nuez moscada y la pimienta. Programa 7 minutos, 100º, velocidad 2.
  8. Vierte en una fuente refractaria  la mitad de esta crema, casque los huevos sobre ella y cubra con el resto de la crema. Espolvorea con el queso y hornea durante 10 minutos para que los huevos se cuajen y la superficie esté dorada.

También se pueden servir en cazuelas individuales. Queda más bonito y facilita el servirse.

Se puede hacer una versión más ligera si evitas el aceite y la mantequilla.

Se puede añadir un poquito de bacon o jamón si te apetece.

Bechamel light de calabacín

Como mucha gente, yo estoy peleada con la báscula. Una compañera de trabajo me ha soplado esta receta y me ha parecido interesante compartirla con vosotros. Es apta para celiacos y una buena forma de camuflar la verdura para que tomen los niños.

Ingredientes para 1/2 litro:

300 g de calabacín pelados
15 g de cebolla
2 quesitos desnatados
100 g de leche desnatada
15 g de aceite de oliva virgen extra
Sal, pimienta negra y nuez moscada al gusto

 

  1. – Echamos el aceite en el  y programamos 3 min/ temp.Varoma/velocidad 1.- Añadimos la cebolla y los calabacines cortados en trozos y programamos 7 min/ temp. Varoma/   vel. 1 1/2.
  2. – Incorporamos la leche y los condimentos y programamos otros 15 min/ temp. 100ºC/ vel. 1.
  3. – Por último añadimos los quesitos y trituramos 20 sg / vel. 5.

Y voilá una deliciosa bechamel ligera para añadir a unos canelones o una coliflor gratinada.

 

 

© Copyright Feliz con mi Thermoflix - Theme by @terecarbonell
A %d blogueros les gusta esto: