Pestiños

El pestiño es un dulce tradicional típico de Semana Santa y Navidad, especialmente en Andalucía. Mi amiga Carla de Sevilla me ha preguntado por esta receta y he pensado que debía compartirla con vosotros. Además me ha dado unos cuantos truquitos.

  • Poner una cáscara de naranja o limón en el aceite de freir antes de freir la masa. Por lo visto le da un toque especial.
  • Utilizar vino fino o vino de jerez en la masa , en lugar de anís, que le da un toque menos dulce.

Según Wikipedia, la historia del pestiño puede remontarse al siglo XVI, aunque quizás sea mucho más antiguo. El pestiño está emparentado con la Shebbakiyya marroquí, lo que sugiere un posible origen común, quizá andalusí. Mientras que el pestiño suele prepararse en fechas navideñas o durante la Semana Santa, la Shebbakiyya se consume con frecuencia durante el mes de Ramadán por su valor energético, ideal para romper el ayuno. Ello nuevamente sugiere un origen común asociado a celebraciones religiosas que a su vez podría relacionarse con otras frutas de sartén que tienen su origen en la Pascua judía

 

pestiños

Ingredientes (para unos 50 pestiños)

160 gr. aceite de oliva virgen extra, para la masa.
Aceite de oliva virgen extra para freír.
5 gr. matalauva o anís en grano ( si no tenéis podeis usar tres tapones  de licor anís)
320 gr. de vino blanco
280 gr. harina de fuerza
325 gr. harina de trigo

Almíbar o miel

Preparación

1. Poner en el vaso el aceite y freír 3 minutos, temperatura 100º, velocidad 1, este paso se hace para que el aceite pierda su fuerza. Sacamos el vaso de la thermomix y dejamos enfriar.

2. Volvemos a poner el vaso en la máquina y añadimos el vino y la matalauva (o anís en grano), mezclamos 5 segundos, velocidad 4.

3. Añadimos los dos tipos de harina y volvemos a mezclar 6 segundos, velocidad 6. A continuación programamos vaso cerrado, 2 minutos, velocidad espiga y dejamos reposar dentro del vaso 15 minutos.

4. En la mesa de trabajo espolvoreamos un poco de harina y vamos extendiendo porciones de masa lo más fina posible.

5. Ponemos el aceite de freír a calentar.

6. Ahora tenemos dos opciones podemos cortarlos redondos (utilizando un vaso como molde) o cuadrados,  unimos con los dedos los extremos opuestos del pestiño, quedándonos una especie de tubo alargado, sin soltarlo lo introducimos directamente en el aceite bien caliente y freímos.

7. Dejamos enfriar los pestiños y los pasamos por un almíbar ligero o si os gusta más por miel rebajada.

 

Nota: Salen aproximadamente 50. Esta masa también se puede usar para las empanadillas dulces,se pueden rellenar de chocolate o cabello de ángel, se sellan bien con la ayuda de un tenedor, se fríen y se rebozan en azúcar y canela.

Receta de Virginia Correa