Calamares en su tinta con arroz blanco

Os traigo una receta clásica  2 en 1, por un lado haremos los calamares en el vaso y por otro aprovecharemos el vapor para hacer el acompañamiento de arroz blanco.

Quien dice calamares dice chipirones, pueden ser frescos o congelados. Yo suelo comprarlos congelados y troceados en Mercadona (bolsa de 500 gr).

Tened en cuenta que el calamar reduce mucho su volumen así que si sois 4 personas o más yo haría la receta con el doble de cantidades (1 kg de calamares, 200 gr de tomate etc..)

 

calamares en su tinta

 

Ingredientes ( para 2/3 personas):

Para los calamares:

  • 350gr de cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 70gr de aceite
  • 3 hojas de laurel
  • 100gr de tomate triturado
  • 30 gr de harina o 20 de pan rallado*
  • 1 kg de calamares en aros
  • 250gr de vino blanco o brandy
  • 2 bolsitas de tinta de calamar
  • Sal y pimienta

Para el arroz blanco (para cada una de las flaneras):

  • 30 gr. de arroz del tipo que más te guste;
  • 50 gr. de agua;
  • una pizca de sal;
  • unas gotas de aceite de oliva

 

Preparación:

  1. Trocea las cebollas junto con los ajos durante 6 segundos en velocidad 4. Saca y reserva.
  2. Pon en el vaso el aceite, programa 6 minutos, varoma, velocidad 1. Cuando acabe el tiempo introduce las hojas de laurel y espera un par de minutos con la máquina parada para que suelten su sabor.
  3. Añade las cebollas con los ajos picados y el tomate, programa 10 minutos, Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.
  4. Incorpora la harina y mezcla 30 segundos en velocidad 1.
  5. Echa los calamares y rehora 5 minutos, Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.
  6. Llenamos cada una de las flaneras con el arroz, el agua, la sal y el aceite de oliva y removemos bien con una cucharilla.
  7. Añade el vino, la sal, la pimienta y las tintas de calamar, programa 20 minutos, Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara. Es en este momento es cuando debes poner el Varoma con el arroz. Puedes meter cuantas flaneras te quepan en el Varoma.

Nota: si los calamares no son tiernos, mójalos en leche para ablandarlos antes de cocinarlos. Si se quedan duros o tiene mucho líquido añade más tiempo.