Azúcar Glas Aromatizada

Esta es una de las cosas que si las compras te salen por un ojo de la cara pero con la thermomix te lo puedes ahorrar tranquilamente.Además puedes aromatizar el azúcar glar que te dará mucho “jueguillo”.

El azúcar glas proviene del  proviene del francés glace (que se pronuncia /glas/), azúcar hielo en castellano. De ahí procede también su nombre en inglés icing sugar.

Se suele usar sonre todo el repostería, pero tambien puedes usar este azúcar para prepara cócteles, así evitarás el “crash  crash” al morder el azúcar normal.

 

azucar glas

 

Ingredientes

350 g azúcar blanca

Azúcar vainillado :1 vaina de vainilla , deshidratada

Azúcar glas aromatizado con cítricos:1 piel de limón y de naranja , o mandarinas deshidratadas

Azúcar glas aromatizado con especias: 1 rama canela or 1 cucharada nuez moscada , clavo de olor

 

Azúcar glas normal

1. Vierte el azúcar en el vaso limpio y seco. Programa 1 minuto, velocidad progresiva 5-10. Verás que empieza a salir como un humillo.
Nota: No hagas más de 350 g de azúcar al mismo tiempo.

Azúcar vainillado:

1. Vierte el azúcar y la vainilla en el vaso y programa 1 minuto, velocidad progresiva 5‑10. Reserva en un recipiente hermético y añade a los bizcochos y postres.

Azúcar glas aromatizada con cítricos:

1. Deshidrata la piel del cítrico: Puedes dejar la piel del cítrico al aire o la puedes secar en el horno. Hornea a 120º la parte coloreada de la piel del cítrico, hasta que esté completamente seca pero sin que pierda el color. Déjela enfriar.
2. Vierte el azúcar y la piel del cítrico deshidratada en el vaso y programa 1 minuto, velocidad progresiva 5‑10. Reserva en un recipiente hermético y añada a los bizcochos y postres.

Azúcar glas aromatizada con especias:

1.Pon en el vaso el azúcar y la canela (o una cucharada de la especia seca elegida) y pulveriza programando 1 minuto, velocidad progresiva 5-10. Reserva en un recipiente hermético y añadesela a los bizcochos y postres.

Azúcar glas de caramelo

1. Haz el caramelo poniendo el azúcar y el agua en una sartén de fondo grueso y calienta hasta que se funda y adquiera un color dorado. Viértelo en la bandeja del horno forrada con papel de hornear, papel de aluminio o lámina de silicona. Déjalo enfriar.
2. Cuando haya solidificado, pártelo en trozos y pónlo en el vaso del Thermomix, que deberá estar bien seco. Pulverízalo programando 30 segundos, velocidad progresiva 5-10.
3. Sin manipularlo con las manos, distribúyalo en bolsas de plástico bien cerradas o recipientes herméticos, para que no se endurezca.