Albondigas de pescado

Hoy os traigo una idea para  introducir el pescado en las comidas de diario de otra forma. Las albóndigas de pescado que aceptan todo tipo de ingredientes del mar ( gambas, palitos de cangrejo, todo tipo de pescados).  son una solución ideal cuando te quedan sobras de algún pescado por ejemplo.
Aunque el mix del principio se puede hacer con Thermomix, el proceso es más bien “al viejo estilo”, tirando de sarten para dorar las albóndigas y hacer la salsa.
Espero que os gusten.
albondigas de pescado 3

 

Ingredientes:

Para las albóndigas:

  • 1 huevo
  • ½ cubilete de perejil picado fresco
  • 40 gr de nata líquida para cocina o para montar
  • 6 cucharadas de pan rallado
  • sal
  • 600 gr de merluza congelada sin piel (descongelado y cortado en taquitos pequeñitos)
Para la salsa:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 cebollas
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de harina
  • 150 gr de vino blanco
  • 500 gr de caldo de pescado

Preparación:

  1. Pon en el vaso de la thermomix todos los ingredientes de las albóndigas menos el pescado que tendrás que cortar a mano para que no quede hecho una pasta. Mezcla 10 segundos en velocidad 4.
  2. Vierte esta mezcla en un bol y añade el pescado picado (el pescado puede ser cualquier pescado blanco que te guste y se puede mezclar con gambas, langostinos, salmón…). Con las manos amasa para que el conjunto se mezcla bien y puedas formar bolas de albóndigas que luego pasarás por harina. Si te queda demasiado líquida la mezcla aumenta la cantidad de pan rallado, si se queda al revés, pon un poco más de nata. Todo dependerá de si has escurrido bien el pescado o todavía suelta un poco de agua de la descongelación.
  3. En una sartén, fríe las albóndigas enharinadas y apártalas a un plato. Vuelta y vuelta. Solo queremos formar un poco de costra, no necesitamos que se hagan por dentro ya que luego las acabaremos en la salsa.
  4. Usa el aceite de freir la albóndigas -si no está demasiado sucio o quemado de la harina- para hacer la salsa. Pon en ella la cebolla troceada y rehoga.
  5. Añade el ajo finamente picado y rehoga.
  6. Ahora pon las dos cucharadas de harina. Solo tienes que remover un par de minutos para que la harina se cocine y luego no sepa a crudo.
  7. Incorpora el vino, remueve y deja que reduzca.
  8. Ya solo falta que viertas el caldo, dejes cocinar 5 minutos, añadas las albóndigas y cocines 5 minutos más
  9. Puedes acompañar este plato con patatas fritas, arroz, pasta o lo que desees.